Vaquillas

Antes de que empiece el mal tiempo y siempre acompañado de una banda de música, las vaquillas son una de las tradiciones más conocidas y populares de España, sobre todo en el norte. Las más conocidas a nivel mundial son los sanfermines.

A diferencia de las corridas de toros, donde los animales acaban muertos en la arena, en estas fiestas populares se recorta a la vaquilla. Consiste en esquivar los cuernos de la vaca con saltos y quiebros laterales. Los encargados de realizar estos recortes, denominados recortadores, son los jóvenes del pueblo y de los pueblos de alrededor.

En muchos de los pueblos se improvisan recorridos por las calles principales hacia la plaza de toros, que suele situarse en la plaza del pueblo. Ponen vallas a lo largo del recorrido y de la propia plaza para que los asistentes puedan ver las vaquillas desde el vallado sin peligro. En las puertas y ventanas de las calles se instalan unos burladeros de madera para que las personas presentes puedan asomarse a ver pasar las vacas, pero sin el riesgo de que puedan meterse dentro.

Las vacas se sueltan durante unos minutos, y después se vuelve a llevar al corral junto con el resto. Si no va por voluntad propia, sacan un toro manso para que la guíe.

En España es muy común el concurso de recortadores. Además de los ya comentados quiebros y saltos, los recortadores tienen unos aros de metal que intentan poner y quitar en los cuernos de la vaca.

También hay pueblos donde, mientras unas vaquillas están siendo recortadas en la plaza, en la calle colindante sueltan a otras para que se paseen por dicha calle a modo de encierro de San Fermín.

También te podría gustar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *