Las uvas de Nochevieja

Las tradiciones de finales de año son abundantes en diferentes países de todo el mundo. Los italianos, por ejemplo, cenan lentejas. Es una tradición que viene de la antigua Roma, donde los soldados llevaban lentejas en el cinturón la última noche del año para que se convirtieran en oro con el año nuevo. En Grecia las familias juegan a cartas o dados para llamar a la buena suerte.

En España hay una costumbre muy singular en nochevieja, que consiste en comer doce uvas, una con cada campanada. La tradición dice que si las comes correctamente te traerá suerte para todo ese año que entra.

Lo cierto es que hoy en día es más por tradición que por suerte o superstición, pero siempre queda la anécdota de quién no ha podido comérselas, quién se ha atragantado, a quién se le han juntado 6 uvas en la boca…

Inicios

A finales del siglo XIX el alcalde de Madrid puso una cuota para todo aquel que quisiera ir a recibir a los Reyes Magos. Los ciudadanos más pobres no podían permitírselo, y como protesta se reunieron en la Puerta del Sol con la intención de ridiculizar la costumbre de la burguesía de despedir el año comiendo uvas y champán.

Más de 100 años después la protesta se ha convertido en tradición, y todos los españoles, más o menos adinerados, nos reunimos en familia para despedir el año con una gran cena, y a espera de que, poco antes de las doce de la noche, en todos los canales de televisión retransmitan las campanadas desde esa misma Puerta del Sol de Madrid. Hay familias que cenan más pronto, hay familias que tardan más en cenar, pero durante esas doce campanadas todo se deja de lado para poder tomar esas doce uvas y brindar al terminar con una copa de champán para desear a los demás un feliz año nuevo.

Esta tradición ha dado paso a un refrán muy utilizado en España, cuando queremos meter prisa a alguien. ¿Sabes ya cuál es? Te esperamos en los comentarios…

Y recuerda que puedes hablar de este o cualquier otro tema que te interese en la clase práctica con Haizea.

También te podría gustar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *