Publicado el Deja un comentario

La siesta

Pocas cosas hay más españolas que la siesta. Algunos dicen que tiene que ver con el calor, otros con los horarios españoles. Sea cual sea el origen, las dos razones son igualmente válidas. Las analizamos a continuación. 

El calor

Cuando empieza la primavera, suele venir acompañada de calores, insoportables en los meses de verano. 

España es un país que en su mayoría vive de la agricultura y ganadería, que se lleva a cabo, principalmente en exterior. 

Esos meses de calor, con 40 grados a la sombra, es imposible estar a la intemperie. Por eso, muchos trabajadores del campo aprovechaban las horas de más calor, de 12 a 16, para descansar y retomar las fuerzas para seguir el duro trabajo. 

Te puedo decir de primera mano que en julio, en Cáceres, este año había una media de 40 grados a las 13 horas. Eso hace que no haya nadie por las calles. Las pocas personas que se atreven a salir es para remojarse en piscinas, pantanos o similares. 

Ya no se hace tanto por retomar fuerzas, pero sí para evitar ese calor imposible de sobrellevar si no es con un ventilador, aire acondicionado o un abanico, también muy español, dicho sea de paso. 

Los horarios

Es otra de las costumbres españolas que más sorprende a los visitantes, por eso la analizaremos en futuros posts, pero en España no llevamos los mismos horarios que en el resto del mundo.

¿El calor? ¿Los calores? ¿Cuál es correcto? Recuerda que puedes practicar con Haizea en cualquiera de nuestras clases prácticas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *