Publicado el Deja un comentario

Donostia

Estrenamos categoría de turismo, y no podía ser de otra manera que con la ciudad en la que vivimos, la ciudad que nos vio nacer, y para nosotras, la más bonita del mundo.

La ciudad vista desde el aire
La ciudad vista desde el aire

San sebastián, Donostia en euskera (que es su segundo idioma oficial), está situada en el golfo de Vizcaya, al norte de España. Es la capital de la provincia de Gipuzkoa, que hace frontera con el sur de Francia. Es una de las 3 provincias del País Vasco.

La barandilla de La Concha, icono de la ciudad
La barandilla de La Concha, icono de la ciudad

Es conocida por su Festival Internacional de Jazz (el Jazzaldia) y el Festival Internacional de Cine. También son famosos su paseo de La Concha o su parte vieja repleta de bares donde poder disfrutar de los tradicionales pintxos.

Festival de Jazz en la playa
Hugh Jackman con el Premio Donostia
Barra del bar Dakara Bi llena de pintxos

Al ser una ciudad costera, las tres playas que la rodean son un atractivo destino turístico, sobre todo en verano, donde bañistas y surfistas conviven entre olas y arena.

Olas rompiendo en el Paseo Nuevo, cerca del puerto

La gastronomía también es un pilar importante de la ciudad y de sus alrededores. Aquí se fundó en 2009 la primera Universidad gastronómica de España, en la que han participado grandes cocineros vascos como Arzak, Arguiñano, Berasategi o Aduriz, entre otros. Sus estudiantes también son de muchos países: Canadá, China, Brasil, Bélgica, Italia, México, Colombia, etc.

Estudiantes entrando al Basque Culinary Center

A menos de 100 Km encontramos ciudades como Bilbao o Pamplona, mundialmente conocida por sus Sanfermines.

Pero, como una imagen vale más que mil palabras, aquí os dejamos un precioso vídeo grabado durante el confinamiento vivido por el COVID-19.

Vídeo publicado por el ayuntamiento para agradecer a la ciudadanía su colaboración durante el confinamiento

Por cierto, “una imagen vale más que mil palabras” es un refrán muy utilizado en España. Te hablaremos de él en futuros posts. Pero si lo prefieres, puedes saber más en la clase práctica.

Publicado el Deja un comentario

Tortilla de patata

Una de las comidas que más se elabora en España es la tortilla de patatas. La puedes encontrar casi en cualquier bar a modo de aperitivo, tapa o pintxo. Y por supuesto tiene muchas variedades: Con cebolla, con pimientos, rellena…

En este post te contamos cómo elaborar una tortilla de patatas tradicional, typical spanish.

Qué necesitas

Para la elaboración, necesitas los siguientes ingredientes:

  • 6 patatas grandes
  • 6 huevos
  • Media cebolla
  • Aceite de oliva

Cómo se hace

Lo primero que hay que hacer es pelar las patatas, pasarlas por agua y dejarlas escurrir.

En una fuente o bol grande, cortar las patatas en trozos pequeños.

Echar abundante aceite en una sartén grande.

Cuando el aceite esté caliente vierte las patatas y déjalas a fuego lento hasta que estén medio cocidas.

Mientras esperas, pela media cebolla y pártela en trozos pequeños.

Echa los trozos de cebolla y deja que se cuezan junto con la patata.

Bate los huevos en el bol.

Cuando ya esté todo blando, se saca de la sartén y se echa todo de nuevo en el bol junto con los huevos. Se le añade un puñado de sal (al gusto). Se remueve todo y cuando esté todo mezclado se quita casi todo el aceite de la sartén, se echan de nuevo y se deja freír durante 3 o 4 minutos por cada lado.

Ayúdate de una tapa de sartén o un plato para tapar la tortilla y poder darle la vuelta sin que se te caiga.

Existe una larga discusión si la auténtica tortilla lleva o no lleva pimientos. Para hacerla con pimiento, sólo hay que añadir un pimiento verde a la vez que la cebolla, cortado en trozos pequeños, como la cebolla. El resto de la elaboración es igual.

Publicado el Deja un comentario

Sanfermines

Las fiestas de San Fermín, o como se le llama comúnmente los sanfermines, son unas de las fiestas más populares a nivel internacional. Ernest Hemingway los puso de moda con su novela “The Sun Also Rises”, que en su versión castellana se tituló “Fiesta”.

Toman el nombre de San Fermin de Amiens, hijo de un senador romano. Nació en Pamplona y emigró a varios puntos de Francia para cristianizar a los paganos. Se le consideró el primer obispo de Pamplona. Pero no son conocidos por su nombre, sino por los encierros.

Origen de los encierros

Se dice que ya en el siglo XIV había corridas de toros en Pamplona. Por aquel entonces, los toros se transportaban a pie. Cuando finalmente llegaban a la ciudad los llevaban de noche hasta la plaza para evitar accidentes, y lo hacían los ganaderos a toda prisa. Un jinete delante avisaba al pueblo del paso de los toros. Tiempo después, se desconoce con exactitud la fecha, los carniceros comenzaron a ayudar a los ganaderos a llevar a los toros hasta la plaza, corriendo delante de ellos para guiarles en el camino correcto. Poco a poco fue haciéndose cada vez más popular.

El encierro en datos

  • La fiesta comienza el día 6 de julio a las 12 del mediodía con el chupinazo.
  • A la mañana siguiente comienza el primer encierro, a las 8 en punto de la mañana.
  • Poco antes los corredores le cantan al Santo para pedir protección.
  • 6 toros acompañados por 6 cabestros (bueyes mansos) recorren 875 metros hasta llegar a la plaza de toros.
  • Si no sucede nada significativo, el encierro suele durar entre 2 y 3 minutos.
  • Son 7 días de encierros, del 7 al 14 de julio.

El chupinazo

El 6 de julio, el alcalde y demás concejales salen al balcón del ayuntamiento para lanzar el chupinazo a las 12 del mediodía. Consiste en el lanzamiento de 12 cohetes. Luego el alcalde, o el concejal responsable de dar inicio a las fiestas, se dirige a la gente que llena la plaza, y grita «Viva Sn Fermín!», con los que se da comienzo a 8 días de fiesta ininterrumpida.

Es costumbre llevar el pañuelo rojo, pero sólo está permitido llevarlo al cuello mientras duren las fiestas. Antes del chupinazo, los pamploneses y visitantes lo llevan en el bolsillo o atado a la muñeca. Y tras el Pobre de mi, los pañuelos vuelven a guardarse o anudarse a la muñeca hasta el año siguiente.

Canciones de inicio y fin

Antes de cada encierro, numerosos corredores se reúnen a la altura de la imagen de San Fermín para pedirle que les proteja en el recorrido. La letra del cántico es la siguiente:

“A San Fermín pedimos, por ser nuestro patrón, nos guíe en el encierro dándonos su bendición. ¡Viva San Fermín!”

Origen de las fotos: RTVE.

Y finalmente, cuando el alcalde de Pamplona anuncia el fin de fiesta a las 12 de la noche, miles de pamploneses, con sus velas encendidas, entonan el ya conocido Pobre de mi:

«Pobre de mí, pobre de mí, que se han «acabao» las fiestas de San Fermín”

Y ya sabes lo que dicen, no te puedes morir sin haber visitado los sanfermines, al menos una vez en la vida. ¿Ya has estado? Cuéntanos tus experiencias en los comentarios.

Y recuerda que puedes hablar de esto o de cualquier otra cosa en nuestra clase práctica.