Publicado el Deja un comentario

Al mal tiempo, buena cara

«Al mal tiempo, buena cara» es una expresión utilizada en muchos países, aunque no sea la traducción literal. En EE. UU., por ejemplo, hay una que tiene mucho que ver con el significado, pero poco que ver con el tiempo: «When life gives you lemons, make lemonade». 

En España, la expresión tiene diferentes maneras de interpretarla. La más literal, es sobre el tiempo. La semana pasada llovió en mi ciudad, Donostia. Mi hija, de 7 años, se levantó un día que estaba lloviendo. Ella quería ir a la playa pero por el tiempo no podía y se enfadó. Al mal tiempo, buena cara me sirvió para decirle que «gracias a que hoy está lloviendo, podemos beber agua del grifo siempre que queremos, y podemos ducharnos todos los días. En muchas ciudades, incluso en España, hay restricciones de agua debido a la sequía». 

Pero el significado que más se utiliza es el metafórico. Por muy mal que vaya algo, o por muy lejos que veas la salida a algún problema, hay que mantener una actitud positiva. Por eso, en este caso, el mal tiempo no tiene nada que ver con la lluvia, pero sea cual sea el contratiempo que no te guste, mantén la sonrisa, y ponle buena cara. 

¿Quieres hablar sobre este tema? Puedes practicar este vocabulario, o el que tú prefieras en nuestra clase práctica.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *